Home Page Image

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila
 

 

Derechos Reservados
ISBN 970-95193

 

 

 

Contacto y versión DVD de la
Memoria Política de México.
MePolMex@gmail.com

 

Comentarios:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

 
 

 


1810 Excomunión contra Miguel Hidalgo atribuida a Manuel Abad y Queipo.

 

"Por la Autoridad de Dios Todopoderosos Padre, Hijo y Espíritu Santo, de la Inmaculada Virgen Maria, Madre y Patrona del Salvador y de todas las Vírgenes Celestiales, Ángeles, Arcángeles, Tronos, Dominios, Profetas, Apóstoles y Evangelistas, de los Santos Inocentes, que en la presencia del Cordero son hallados dignos de cantar el nuevo coro de los Benditos Mártires y de los Santos Confesores, de todas las Santas Vírgenes y de todos los Santos, juntamente con el Bendito Elegido de Dios: Sea condenado Miguel Hidalgo y Costilla, ex cura del pueblo de Dolores, lo excomulgamos y anatemizamos desde las puertas del Santo Dios Todopoderoso, le separamos para que sea atormentado, despojado y entregado a Satán y Abirón y con todos aquellos que dicen al Señor apártate de nosotros no deseando tus caminos: como el fuego se apaga con el agua, así se apague la luz para siempre a menos que se arrepienta y haga penitencia. Amen.

Que el padre que creó al hombre le maldiga, que el Hijo que sufrió por nosotros le maldiga; que el espíritu Santo que se derrama en el bautismo le maldiga: que la Santa Cruz de la cual descendió Cristo triunfante sobre sus enemigos le maldiga; que María Santísima, Virgen siempre y Madre de Dios, le maldiga; que todos los Ángeles, Príncipes y Poderosos y todas las Huestes Celestiales le maldigan; que San Juan el precursor, San Pedro, San Pablo, San Andrés y todos los otros Apóstoles de Cristo juntos, le maldigan, y el resto de los discípulos y evangelistas, quienes con su redicación convirtieron al universo y la admirable compañía de mártires y confesores, quienes por sus obras fueron dignos de agradar a Dios, le maldigan. Que el Santo Coro de la Benditas Vírgenes, quienes por honor a Cristo han despreciado las cosas del mundo, le condenen, que todos los santos, que desde el principio del mundo hasta las edades más remotas sean amados por Dios, le condenen. SEA CONDENADO MIGUEL HIDALGO Y COSTILLA en dondequiera que esté ya sea en la casa, en el bosque, en el agua o en la Iglesia.

Sea maldito en vida y muerte. Sea maldito en todas las facultades de su cuerpo. Sea maldito comiendo y bebiendo, hambriento, sediento, ayunando, durmiendo, sentado, parado, trabajando o descansando y sangrando. Sea maldito interior y exteriormente; sea maldito en su pelo, sea maldito en su cerebro y en sus vértebras, en sus sienes, en sus mejillas, en sus mandíbulas, en su nariz, en sus dientes y muelas, en sus hombros, en sus dedos. Sea condenado en su boca, en su pecho, en su corazón, en sus entrañas y hasta en su mismo estómago. Sea maldito en sus riñones, en sus ingles, en sus muslos, en sus genitales, en sus piernas, sus pies y uñas. Sea maldito en todas sus coyunturas y articulaciones de todos sus miembros; desde la corona de su cabeza hasta la planta de sus pies, no tenga un punto bueno. Que el hijo de Dios viviente con toda su majestad, le maldiga, y que los cielos con todos los poderes que los mueven, se levanten contra él, le maldigan y le condenen, a menos que se arrepienta y haga penitencia. Amén. Así sea. Amén.

 

 

 

 

 

 

(Tomado de PROCESO BI-CENTENARIO. Los pasos de Hidalgo. Fascículos coleccionables 15 Junio de 2010).

Una versión similar se encuentra en: Alponte Juan María. A la vera de las independencias de la América hispánica. Perfiles de la Historia. México. Editorial Océano. 2009. 276 págs.