Home Page Image
 

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 

 


 


Son asesinados Xavier Ovando y su ayudante Román Gil, del equipo de campaña del candidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas.

Julio 2 de 1988

 

Sus cadáveres fueron encontrados, en la madrugada del día 3, dentro de un auto estacionado en la calle de El Rosario, en la Colonia Merced Balbuena. Se supone que fueron interceptados después de dejar a Fernando Fernández Martínez en la calle de Isabel la Católica, a donde se dirigieron tras terminar su trabajo electoral en las oficinas ubicadas en Georgia y Pensilvania, colonia Nápoles.

Cuenta Cuauhtémoc Cárdenas (Sobre mis Pasos) que Ovando había diseñado una red para contar con la información de los 300 distritos del país: “Tenia a su cargo, entre otras tareas, organizar la recepción de la información electoral del 6 de julio. Para ello había identificado en cada distrito a dos personas que reportaran a la ciudad de México, al menos a dos teléfonos diferentes, la forma como se fuera desarrollando la jornada electoral y, en su momento, los resultados asentados en las actas de las casillas y de los distritos. Las personas que reportarían resultados, tenían también como encomienda reunir las actas de escrutinio de las casillas.”

Ovando y Gil eran los únicos que tenían los nombres y los número telefónicos de las personas que enviarían la información desde los distritos a él y a su ayudante. “Su maletín y los documentos se los llevaron los asesinos. De ninguna otra cosa fueron despojados. Nadie más de la Corriente Democrática sabia quienes tendrían que enviar y quienes recibir la información electoral para concentrarla con Xavier, por lo que la red que éste había armado se esfumó con su asesinato”.

Dos días después, el 4 de julio, el Frente Democrático Nacional realizará un mitin de protesta frente la Secretaría de Gobernación y Manuel Bartlett ofrecerá que las autoridades actuarán de inmediato.

Pero pasarán muchos años para que se aclare que los asesinos fueron cuatro agentes de la policía judicial del estado de Michoacán y que entre los autores intelectuales se encontraba José Franco Villa, Procurador de Justicia de la misma entidad durante el gobierno de Luís Martínez Villicaña, quien obviamente parecía estar involucrado. Sólo dos de estos agentes y Franco Villa purgarán condenas como responsables de estos asesinatos.

Francisco Xavier Ovando Hernández, nació en 1947 en Mexicali, Baja California; avecindado en Morelia, licenciado en Derecho por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y maestro en economía política por la UNAM, colaboró con el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas en actividades administrativas y políticas durante varios años y hasta su muerte. Fue coordinador de sus campañas como candidato a senador y a gobernador. Al tomar Cárdenas posesión del gobierno de Michoacán, fungió como Procurador Justicia, presidente del Comité Estatal del PRI, diputado federal y director del Sistema Michoacano de Radio y Televisión. Cuando se sumó a la campaña de Cárdenas fue objeto en Morelia del asedio de los agentes judiciales del gobierno de Martínez Villicaña, a quien envió una carta responsabilizándolo de lo que pudiera ocurrirle. Al momento de ser asesinado colaboraba en la coordinación de la Corriente Democrática con los partidos del Frente Democrático Nacional.

Doralicia Carmona. MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.