Home Page Image
 
 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

2014

adquiera

Informes y ventas en:

comprar

memoriapolitica@librero.mx

Teléfonos:
(55) 41502084 y 63016742

Comentarios:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 

 


 


Zuloaga nombra presidente sustituto de la República a Miguel Miramón. Juárez sigue siendo el presidente legal

2 de Febrero de 1859

El Gobierno del Presidente Zuloaga había tenido una interrupción por el pronunciamiento de Miguel Echegaray del 20 de diciembre de 1858. El 24 de enero de 1859 Miramón repuso a Zuloaga en la Presidencia de la República, un mes después, el 2 de febrero de 1859, Zuloaga se separó y nombró presidente sustituto a Miguel Miramón, quien tomó posesión ese mismo día.

Miguel Miramón, de 27 años de edad, es el presidente más joven que ha tenido México, pero Benito Juárez sigue siendo el presidente legal.

Zuloaga se arrepentirá de haberlo nombrado y hará un decreto –el 9 de mayo- en el que declarará que asumirá el poder y que lo destituirá; dicho decreto, solamente estará firmado por Zuloaga, nadie lo suscribirá y no parecerá documento oficial aunque aparecerá pegado en las esquinas de las calles. Al día siguiente de ese decreto, Miramón expresará a sus oficiales: “Voy a enseñar a usted cómo se ganan las presidencias”, y en calidad de arrestado, llevará consigo a Zuloaga a su campaña contra los liberales.

Después de tres meses de “acompañar” a Miramón en sus campañas contra los liberales, Zuloaga “en la mañana del 3 de agosto desapareció de la ciudad de León, sin que se supiese que rumbo había tomado”. La reacción de Miramón será informar al ministro de Gobernación, quien asesorado del Consejo de Estado, el 8 de agosto emitirá su dictamen en el sentido que Miramón debía seguir ejerciendo el poder ejecutivo “como legítimo presidente que es”.

Miramón, no conforme con el dictamen del Consejo de Estado, responderá que “no sería prudente, y ni en manera alguna debido, que conservase indefinidamente el carácter de presidente de la República para cualquier tiempo en que nuevamente [Zuloaga] se presentase en la escena política. Tampoco hay duda en que una ley vigente dada por autoridad legítima, según el Plan de Tacubaya y aceptada como él por la parte de la nación sometida al supremo gobierno, determina la manera de cubrir la falta absoluta de presidente interino; la ley de 27 de enero de 1859. Es indispensable el cumplimiento de esa ley”. Es entonces que será nombrado al cargo de la presidencia el presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Ignacio Pavón.

Pavón convocará a los representantes de los Departamentos,  quienes, reunidos el 14 de agosto, bajo la presidencia de Teodosio Lares, votarán por Miramón. Es así como resultará electo presidente interino por diez y nueve votos contra uno de Pavón y tres cédulas en blanco.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.