Home Page Image
 
 

 

 

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

 

Informes y ventas en:
memoriapolitica@librero.mx

Tel?fonos:
(55) 41502084
y
63016742

 

 

Comentarios:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 

2014

 


Es proclamado el Plan de Tacubaya, con el que los conservadores pretenden derogar la Constitución de 1857.

Diciembre 17 de 1857

Félix Zuloaga, comandante de las tropas estacionadas en Tacubaya, D. F., de acuerdo con un grupo de conservadores, proclaman el Plan de Tacubaya, pretenden derogar la Constitución de 1857 y convocar a un nuevo congreso que formule y expida otra.

A este plan se adhiere el propio presidente Comonfort, quien desde el día 11 pasado, ya había disuelto el Congreso; Comonfort, además, encarcela a Benito Juárez, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y a otros liberales.

Este hecho será uno de los detonantes de la Guerra de Tres Años o de Reforma.

El 20 de noviembre anterior, el Congreso había formulado el decreto que declaraba electo a Benito Juárez como Presidente de la Suprema Corte de Justicia, quien inició funciones desde luego –aunque en ese momento se desempeñaba como ministro de gobernación-. Mientras los conservadores creen tener de su lado a Comonfort, los liberales desconfían de él.

El 25 de noviembre fue proclamado un bando en el que se declaraba Presidente de la República a Ignacio Comonfort al que no asistieron –en actitud de provocación-, algunos miembros del Ayuntamiento de la ciudad de México, por lo cual Juárez les multó con 200 pesos a cada uno. El 30 de noviembre, Juárez renunció como Ministro de Gobernación y al día siguiente asumió las funciones de Presidente de la Suprema Corte de Justicia; el Presidente Comonfort pidió a la Corte le diera licencia a Juárez por lo que al día siguiente, volvió como Ministro de Gobernación, en el primer Gobierno Constitucional emanado de la Constitución de 1857. Entretanto, los regidores multados persuadieron a todo el Ayuntamiento de renunciar, lo cual no les fue aceptado y en cambio, se les apremió a que pagaran la multa. La situación general era tensa y Comonfort no tenía la fuerza para calmar rumores ni desavenencias.

En este contexto, Félix Zuloaga, se subleva con la brigada que guarnecía a la capital y se pronuncia con el plan que toma el nombre del cuartel donde fue dado a conocer: Tacubaya (Ver Documento). El ayuntamiento acuerda disolverse y de inmediato son aprehendidos el diputado Isidoro Olvera, Presidente del Congreso y Benito Juárez. A ambos los mantienen presos en el salón de Embajadores del Palacio Nacional. Con este hecho consuman el golpe de Estado, mismo que no es bien recibido. Renuncian los Ministros Juan Antonio de la Fuente y Manuel Ruiz; el administrador de Correos, Guillermo Prieto; Manuel Romero Rubio, Ángel Trías y otros muchos.

Días después, Comonfort publicará un amplio manifiesto en el que se adhiere al Plan de Tacubaya. La iglesia se negará a administrar sacramentos a quienes no se pronuncien públicamente por el Plan. El Gobernador de Guanajuato, Manuel Doblado, por decreto organizará la “Liga de los Estados opuestos al Plan de Tacubaya”, entre los que se cuentan los Estados de Michoacán, Jalisco y Querétaro, que designarán al Gral. Anastasio Parrodi, Comandante en jefe de las fuerzas militares coaligadas. Oaxaca y Veracruz, también repudiarán el golpe de Estado. Mientras, Juárez continuará incomunicado; el 11 de enero de 1858, la brigada Zuloaga se sublevará por la reforma al Plan de Tacubaya: Ya no quieren a Comonfort como Presidente y Zuloaga asumirá el cargo. Hasta entonces Comonfort se dará cuenta que ha caído en una trampa y que lo han utilizado y es cuando decide que saldrá del país, pero antes, liberará a Juárez quien tendrá que enarbolar la bandera de la legalidad.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.